Los juegos de PS3 no serán compatibles con la PS5

La arquitectura de la primera ha sido un obstáculo insalvable que ha impedido ejecutar los juegos en la nueva consola

Las razones por las que los juegos de PS3 no serán compatibles con los de PS5

Muchos han criticado durante años la imposibilidad de correr juegos de antiguas consolas en las nuevas, algo que, por ejemplo, en PlayStation 1, 2 y 3 sí se podía. Sony ha salido a explicar los motivos por los que este hecho es imposible en la PS5.

Y a pesar de que, según se anunció en su momento, la compañía prepara el camino para que todos los juegos de PS4 se puedan disfrutar en la consola de nueva generación, sí que hemos de llevarnos el varapalo de que los clásicos tendrán que quedarse donde están: en el cajón de los recuerdos o, en su defecto, en las estanterías de nuestras casas.

La razón por la que no podremos jugar a juegos de PS3 en PS5

La clave no está en la voluntad de Sony o no, sino en el hardware de la consola más antigua: en su momento, fueron muchos los profesionales del diseño de videojuegos que se quejaron de que su arquitectura era muy complicada y exclusiva, algo que hacía una ardua tarea el hecho de desarrollar títulos para varias plataformas.

Entonces, la respuesta a la pregunta de «¿por qué no se puede jugar a los títulos de PS3 en PS5?» no la hallaremos en la búsqueda de más ingresos vía remasterizaciones, sino simplemente en que los ingenieros han asegurado que es prácticamente imposible imitar la estructura de esta en la nueva a pesar de que lo han intentado.

Hemos de recordad que, entre consola y consola ha pasado la friolera de 15 años, algo que tampoco se escapa a las tecnologías del momento. El procesador de un núcleo PowerPC de la PlayStation 3 no ha podido ser asimilable a la estructura actual o, quizá, el precio por conseguirla habría sido demasiado elevado para el retorno obtenido.

Otra solución podría ser que Sony nos permitiera disponer en digital de aquellos juegos que tenemos en físico, pero sería muy complicado de llevar a cabo y, además, podría perder una fuente importante de ingresos…