Cómo encontrar rayas en Enkanomiya de Genshin Impact

Las rayas en Enkanomiya son uno de las nuevas adiciones a la fauna de Teyvat de Genshin Impact: ¡descubre cómo capturarlas tras el último parche!

Cómo encontrar rayas en Enkanomiya de Genshin Impact | Kyaooo

Entre todos los diferentes tipos de pescado que hay en Genshin Impact, los más destacados en las últimas semanas son las rayas procedentes de Enkanomiya, de la cual hay dos tipos. Estas no tienen ninguna utilidad ni propósito más allá del coleccionismo y la decoración, aunque quizá en el futuro tengan algún uso importante, por eso es importante proveerse de una buena cantidad de ellas.

Las rayas tienen un peso importante en el lore del juego, ya que se conocían por ser criaturas fantásticas antiguas que aparecieron por primera vez en el arte oficial del juego, aunque ahora se estrenan gracias a la apertura de Enkanomiya como nueva región.

Si eres de los que disfruta completando el juego al máximo y quieres añadir los dos tipos de rayas en Enkanomiya, sigue leyendo a continuación para conocer toda la información posible.

Ubicación de las rayas de Enkanomiya en Genshin Impact

Como no podía ser de otra manera, las rayas pueden encontrarse en la superficie marina, alrededor de los algunos de los muchos lugares de pesca disponibles que recientemente acaban de aparecer. En concreto, hay tres lugares: uno en Las Entrañas de la Serpiente y dos en el Corazón de la Serpiente. Estas son específicamente las zonas:

En Las Entrañas de la Serpiente, puedes acudir al punto de teletransporte que está al noreste y camina al sur haste llegar a una pequeña cueva. En el Corazón de la Serpiente, cuyo acceso es más complejo, tendrás que moverte por la zona buscando una pequeña cueva.

Hay tres tipos de rayas, aunque solo dos son marinas y capturables: Divda y Formalo. Y, por supuesto, estas pueden convertirse en tu mascota de Relajatetera, para lo cual tendrás que pescarla en una zona de pesca ornamental, que se diferenciad e la normal por un pequeño rayo de luz encima de la zona.

Comentarios